Ya sea Robin van Persie o Klaas-Jan Huntelaar, uno de los delanteros holandeses debe empezar a anotar si los subcampeones del mundo quieren estar a la altura de su etiqueta de favoritos en la Eurocopa.

Holanda se encuentra contra la pared, y tiene que derrotar a Alemania el miércoles en Jarkov, Ucrania, para tener una oportunidad de avanzar por el Grupo B.

Ninguna de las dos estrellas marcó en la derrota en el primer partido por 1-0 ante Dinamarca, cuando Van Persie comenzó el partido y Huntelaar ingresó con cerca de 30 minutos por jugar. Los holandeses cayeron a pesar de crear una decena de ocasiones claras contra de los daneses.

Perder el partido de apertura puede no ser un desastre. España perdió ante Suiza en la Copa del Mundo de 2010 y aún así ganó el título.

Los holandeses pueden buscar consuelo en otra estadística: Alemania ha perdido el segundo encuentro de su grupo en los dos grandes torneos más recientes, contra Croacia en la Euro 2008 y contra Serbia en la Copa del Mundo de 2010. Los alemanes, sin embargo, avanzaron en ambos casos, antes de caer ante España en la final de 2008 y las semifinales de 2010.

El seleccionador holandés, Bert van Marwijk, podría decidir darle la titularidad a Huntelaar contra Alemania. Huntelaar encabezó la tabla de goleadores de la Bundesliga alemana con 29 tantos la temporada pasada para el Schalke. Van Persie lideró la liga Premier inglesa con 30 goles para el Arsenal.

"Simplemente tenemos que vencer a Alemania, eso está claro", dijo Van Marwijk. "Y me niego a aceptar la derrota en esta etapa. Hemos demostrado que podemos jugar bien. Podemos crear un montón de posibilidades. También mostramos eso. Y en el pasado hemos demostrado que podemos vencer a Alemania, ¿por qué ahora no?".

La última ocasión en que las dos selecciones se enfrentaron, en noviembre, Alemania goleó 3-0 a los holandeses en un partido amistoso en el que a los dos bandos les faltaban varios jugadores. En ese partido, el delantero Miroslav Klose anotó un gol y preparó otros dos. Eso probablemente no será suficiente para que comience el partido del miércoles, debido a la forma de Mario Gomez.

Al igual que su colega holandés, el técnico de Alemania Joachim Loew tiene el lujo de contar con dos delanteros de clase mundial a su disposición. El problema es a cual elegir.

En el primer partido contra Portugal, Loew escogió a Gomez, del Bayern Munich, por encima de Klose, en contra de las expectativas. Demostró estar en lo cierto cuando Gómez anotó el gol del triunfo, momentos antes de que se suponía iba a ser sustituido por Klose, el delantero preferido de Loew en los últimos años.

"A estas alturas, deberían saber que me gusta dar una sorpresa de vez en cuando, que soy impredecible", bromeó Loew con periodistas el lunes.

Klose llegó al torneo tras una lesión en el muslo y un problema de espalda. A los 34 años, necesita más tiempo para recuperarse y Loew se decidió por Gomez, quien marcó 28 goles en la Bundesliga y 12 en la Liga de Campeones para llevar al Bayern hasta la final.

"Nunca ha estado tan cerrado entre nosotros, nunca ha sido tan difícil para el entrenador elegir entre nosotros", dijo Gómez el lunes.

Gomez dijo que era consciente de que Klose ya estaba esperando en la línea de banda para ingresar.

"Lo vi, pero sabía que todavía tenía una oportunidad más", aseguró.

Gómez la aprovechó, al marcar gracias a un tiro libre desviado.