Autoridades de España y Brasil, empresarios y representantes de organismos multilaterales destacaron hoy en Sao Paulo la complementariedad económica de ambos países en un foro para incentivar las inversiones en el sector de las infraestructuras.

Unas 70 empresas brasileñas y 26 españolas de ingeniería y construcción, además de representantes del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros, participan en el foro, que se celebra hoy y mañana con el objetivo de explorar vías de inversión y cooperación bilateral.

La consejera delegada del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), María del Coriseo González-Izquierdo Revilla, precisó que Brasil "se ha convertido por méritos propios en un país de moda" en el escenario internacional y ha alcanzado con "éxito" logros económicos.

Además, resaltó el "alto nivel competitivo y buen hacer de la empresa española", de la que dijo estar llamada a "jugar un papel importante" en Brasil.

González-Izquierdo recordó que la implantación de las empresas españolas en Brasil no es reciente, y señaló que se han adjudicado el 37 por ciento de las concesiones en el ámbito de las infraestructuras a nivel mundial.

Entre las empresas españolas participantes en el foro están OHL, FCC, Idom, Prointec y Sener.

Por su parte, el secretario de transporte metropolitano del estado de Sao Paulo, Jurandir Fernandes, dijo que su país necesita "mejorar la capacidad de ahorro e inversión", e hizo especial mención al sector de la movilidad urbana.

"Es difícil moverse en Sao Paulo", admitió Fernandes, al precisar que el sector del saneamiento de aguas y lucha contra las inundaciones son otras áreas que exigen inversiones.

Además, hizo hincapié en la seguridad jurídica que, a su juicio, Sao Paulo, el estado más rico y populoso de Brasil, ofrece a las inversiones extranjeras.

"Aquí los contratos son siempre muy bien respetados, no tendrán sorpresas en Brasil", subrayó.

El embajador de España en Brasil, Manuel de la Cámara Hermoso, declaró a Efe que "hay un enorme campo de actuación" de las compañías españolas tanto en Brasil como en el conjunto de América Latina.

Asimismo, dijo que en el marco de la reciente visita del rey de España, Juan Carlos I, a Brasilia, la semana pasada, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, abogó por el mantenimiento de la inversión española en este país.

El diplomático agregó que existe una situación de "cierto alarmismo" en relación con las dificultades económicas de España, y añadió que se transmite una imagen "excesivamente negativa que no responde a la realidad".

La consejera económica y comercial de España en Sao Paulo, Inés Menéndez de Luarca Bellido, subrayó la importancia de eventos como el de hoy y de las visitas institucionales para reforzar la imagen de las empresas españolas y facilitar el establecimiento de vínculos con socios locales.

Además, dijo que los países europeos como España y los emergentes "pueden ser muy complementarios" en sus economías.