El centro comercial Costanera Center, un megaproyecto inmobiliario que cuenta con el rascacielos más alto de Suramérica, abrió hoy sus puertas al público en la capital chilena.

Según informó la minorista Cencosud, controlada por el empresario Horst Paulmann e impulsora del proyecto, el centro comercial iniciará sus operaciones en la modalidad de "marcha blanca", lo que supone que los locales abrirán de forma progresiva.

En esta primera fase abrirán 170 de los 330 locales comerciales que albergará el recinto. Las tiendas se repartirán en seis pisos temáticos donde también habrá setenta restaurantes y doce salas de cine.

Además del centro comercial, el recinto del Costanera Center tendrá dos torres de oficinas de 170 metros de altura cada una, un rascacielos de 300 metros, una cuarta torre de 110 metros y casi 6.000 estacionamientos.

El complejo, cuya construcción empezó hace casi siete años, se levanta en un sector financiero y comercial de Santiago conocido como "Sanhattan", donde que confluyen los barrios de Providencia, Las Condes y Vitacura.

El proyecto ha estado rodeado de polémica por la congestión de vehículos y peatones que se generará en sus alrededores, según han advertido varios arquitectos y urbanistas.

La apertura del centro comercial tuvo que atrasarse en varias ocasiones debido a la tardanza en la obtención de varios permisos que otorgan las autoridades.

Para hacer frente al impacto vial que tendrá el megaproyecto, Cencosud ha diseñado un paquete de obras de mitigación, que incluye el ensanchamiento de veredas y la construcción de puentes y pasarelas.

La minorista estima que el centro comercial generará más de 5.000 puestos de trabajo, mientras las obras en el resto del complejo se prolongarán por al menos cuatro años más.