Rusia está enviando helicópteros de combate al régimen del presidente sirio Bashar Assad, afirmó el martes el gobierno de Barack Obama, y advirtió que el conflicto en el país árabe podría volverse aun más mortífero.

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton señaló que Estados Unidos estaba "preocupado por la información más reciente que tenemos en el sentido de que están en camino helicópteros de combate de Rusia a Siria".

La funcionaria agregó que el embarque "intensificará el conflicto considerablemente".

Los comentarios de Clinton vertidos en una aparición pública con el presidente israelí Shimon Peres fue un mal augurio para una solución pacífica a los combates en Siria.

Funcionarios de todo el mundo están advirtiendo que el conflicto que comenzó hace 15 meses tiene el riesgo de convertirse en una guerra civil total, con la posibilidad de arrastrar al combate a potencias del Medio Oriente, desde Irán hasta Turquía.

Las esperanzas diplomáticas se han apoyado en que Washington y Moscú se pongan de acuerdo sobre un plan de transición que terminaría con 40 años de régimen de la familia Assad.

Pero Moscú ha rechazado de modo consistente el uso de fuerzas externas para terminar el conflicto o cualquier plan internacional para forzar un cambio de régimen en Damasco. A pesar de languidecientes críticas de Occidente, Rusia insiste en que ningún arma que suministra a Siria está siendo utilizada para reprimir la disidencia antigubernamental.

Con la diplomacia paralizada, el embarque de helicópteros artillados reportado indica un nuevo giro peligroso para Siria después de más de un año de violenta represión del gobierno sobre manifestantes mayormente pacíficos y del surgimiento de una insurgencia armada cada vez más organizada.

La cancillería rusa no se manifestó de inmediato sobre el señalamiento.

___

Los periodistas de la AP Matthew Lee y Lolita C. Baldor en Washington y James Heintz en Moscú contribuyeron a este reporte.