El déficit presupuestal federal estadounidense se acerca al billón de dólares por cuarto año consecutivo incluso a pesar de que el gobierno ha incrementado su recaudación fiscal en comparación con el año pasado.

El Departamento del Tesoro dijo el martes que el déficit se incrementó en 124.600 millones de dólares en mayo. Eso coloca el total del déficit en los primeros ocho meses del presupuesto anual 844.500 millones de dólares, un 8,9% por debajo del desajuste en el mismo lapso del año pasado.

De cualquier modo, la oficina del presupuesto del Congreso prevé que el déficit total durante el año presupuestal, que termina el 30 de septiembre, sumará 1,17 billones de dólares. Eso implica una pequeña mejoría frente a los 1,3 billones de dólares registrados como déficit en el año fiscal de 2011. Y seguro se mantendrá el presupuesto federal cerca del centro de la campaña presidencial.

En lo que va del año, los recibos del gobierno van 5,3% por arriba de hace un año. un mejor mercado laboral y un modesto crecimiento económico han generado una mayor recaudación fiscal.

Los recibos en mayo totalizaron 180.700 millones de dólares, el segundo mayor ingreso fiscal para un mes de mayo.

El incremento de la recaudación fiscal también ha ayudado a los gobiernos estatales. Los estados del país esperan recolectar un mayor ingreso fiscal en el próximo año presupuestal que combinado superará la recaudación recibida antes de la recesión, de acuerdo con los descubrimientos de una encuesta dada a conocer el martes hecha por la Asociación Nacional de Gobernadores y la Asociación Nacional de Funcionarios de Presupuestos Estatales.