China le negó la visa de ingreso a un ex primer ministro de Noruega que iba a participar en un cita religiosa en una aparente intento del gobierno de demostrar que sigue disgustado por la concesión del premio Nobel de la Paz a un disidente chino.

El Consejo Mundial de las Iglesias dijo el martes que estaba decepcionado por el rechazo en la concesión de la visa de ingreso a Kjell Magne Bondevik. El ex premier iba a ser moderador en la reunión esta semana en Nanjing.

El Comité Noruego Nobel otorgó el premio Nobel de la Paz del 2010 al disidente preso Liu Xiaobo e instó a que se le diera libertad.

El comité es independiente del gobierno y Bondevik había ocupado el cargo de primer ministro en el 2005.