El presidente Felipe Calderón dijo el martes que el resultado de las elecciones de julio en México para sucederlo aún no están decididas, a pesar de que en prácticamente la mayoría de las encuestas aparece en primer lugar el candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El mandatario consideró en rueda de prensa que cualquiera de los tres principales candidatos podría triunfar en los comicios.

"Soy demócrata, como demócrata, creo en el voto de los ciudadanos. Y, en ese sentido, yo veo que esta elección está por decidirse. Esta elección no está decidida", dijo el mandatario, militante del Partido Acción Nacional (PAN).

Calderón también pidió no subestimar a los votantes, que son "capaces de discernir quién le conviene".

Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI, encabeza prácticamente todos los sondeos de opinión, aunque en las últimas semanas algunas encuestas han mostrado una reducción en su ventaja.

Varios sondeos ubican en segundo lugar --si bien con un estrecho margen respecto al tercero-- al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, seguido de Josefina Vázquez Mota, del PAN.

Calderón estimó que las preferencias cambiarán después del segundo debate entre los candidatos presidenciales del domingo, en el cual destacaron los ataques de Vázquez Mota a sus rivales.

"A mi juicio, cualquiera de los candidatos en este momento... especialmente los tres punteros, puede ganar la elección", afirmó Calderón.

Los mexicanos están convocados a las urnas para el 1 de julio. Además de elegir al próximo presidente también votarán para renovar la totalidad del Congreso bicameral, compuesto por 500 diputados federales y 128 senadores.

La ley prohibe la reelección en México, incluida la del presidente.

El PRI intenta recuperar la presidencia que por primera vez en siete décadas perdió en el 2000, cuando el PAN se convirtió en el primer partido de oposición en llegar al poder en México.

El PAN llegó a la presidencia con Vicente Fox, un ex mandatario que ahora ha desatado críticas al interior de su partido al declarar que el candidato del PRI se perfila como ganador y ha llamado a apoyarlo en caso de que se alce con la victoria en los próximos comicios.

Interrogado sobre los comentarios de Fox, Calderón evitó emitir una opinión directa, aunque dijo que "lo único que puedo decir es (que) en lo que a mí respecta, yo soy un hombre de convicciones, de principios, de valores".

En la actual campaña presidencial, el PAN ha sostenido que una victoria del PRI en la presidencia representaría el retorno del autoritarismo y prácticas corruptas, algo que sus críticos consideran que representaron los gobiernos pasados de ese partido.