El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió hoy al Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, que reabra su caso, en un intento por evitar su extradición a Suecia, que le reclama por varios delitos sexuales que él ha negado.

Una portavoz de ese tribunal de Londres confirmó a Efe que hoy se recibieron los documentos presentados por la defensa con la petición del activista y periodista australiano, de 41 años.

Los jueces de ese tribunal deberán ahora estudiar dichos documentos, aunque la portavoz no precisó cuándo se pronunciarán al respecto.

El pasado 30 de mayo, el Supremo dio luz verde a la extradición de Assange a Suecia, como ya habían hecho previamente dos cortes de rango inferior en el Reino Unido, al rechazar un recurso de la defensa del australiano.

Esos tres tribunales consideraron que la euroorden emitida por las autoridades suecas para pedir la extradición de Assange cumple con los requerimientos legales, en contra de lo argumentado por la defensa.

La aplicación del fallo del Supremo quedó no obstante pospuesta a petición de los abogados del australiano que, basándose en un tecnicismo legal, alegaron que la Convención de Viena en materia de tratados y leyes no fue argumentada durante el proceso legal, pero sí especificada en el fallo final.

La defensa de Assange ha argumentado, hasta ahora sin éxito, que la eurooroden cursada por Suecia no era válida dado que fue emitida por un fiscal y no por un juez.

El fundador del portal WikiLeaks, que ha revelado miles de documentos confidenciales del Gobierno de EEUU, fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 en virtud de esa orden de extradición cursada por Suecia, donde se le acusa de tres delitos de agresión sexual y uno de violación a dos mujeres suecas en agosto de 2010.

Julian Assange siempre ha negado estas acusaciones y considera que tienen motivaciones políticas.