Gabriel Milito, ex defensor de la selección de Argentina y del multicampeón Barcelona de España, anunció el martes que se retirará del fútbol profesional apenas culmine con Independiente el torneo Clausura al que le restan dos fechas.

Milito, de 31 años, dijo que los motivos de esa decisión obedecen a cuestiones físicas y mentales.

El marcador central, quien arrastra un fuerte dolor en el pubis que pone en duda su presencia en el clásico ante San Lorenzo, destacó que "no es fácil" tomar la decisión de abandonar la actividad "y mucho más difícil es cuando tenés que dejar tu profesión por motivos extrafutbolísticos".

"Mentalmente estoy un poco cansado, agotado, y ya no puedo competir. Es una decisión dolorosa para mí, pero había que hacerlo", dijo en reunión de prensa quien es hermano del atacante de Inter de Italia, Diego Milito.

"Vengo arrastrando problemas físicos hace años y mi físico me permitió llegar hasta acá", señaló el jugador, que con el seleccionado argentino disputó 42 encuentros, incluyendo las ediciones de la Copa América de 2007 y 2001, además del Mundial de Alemania 2006.

Milito debutó en Independiente con 17 años, en diciembre de 1997 en la última fecha del torneo Apertura de ese año. Se consagró campeón en el Apertura 2002 y jugó hasta 2003 cuando fue transferido a Zaragoza de España. Tras disputar cuatro temporadas allí, fue vendido al Barcelona donde estuvo hasta 2011 para regresar a los Diablos Rojos y poner punto final a su carrera.