La Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid) mantiene un apoyo "importante" a la democracia en la región, pese a las reducciones en los fondos destinados a países como Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

"Ponemos mucho énfasis en los temas de la democracia", dijo a los periodistas el administrador adjunto para América Latina y el Caribe de la Usaid, Mark Feierstein, al rechazar críticas de congresistas republicanos a los recortes presupuestarios del organismo para el 2013.

La congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen criticó en marzo pasado los recortes previstos a los fondos de ayuda a la democracia en Cuba y Venezuela, con el argumento de que ello "envía el mensaje equivocado a la oposición interna en esos países".

Ros-Lehtinen consideró además que la propuesta de Usaid "premia" a las "dictaduras de Bolivia, Ecuador y Nicaragua", al supuestamente aumentar los fondos destinados al desarrollo económico en esos países.

Cuba y Venezuela "son dos de los países en los que seguimos dando un aporte muy importante a grupos cívicos, que están luchando por los derechos humanos y por la democracia", respondió el funcionario de la Usaid, sin precisar ninguna cifra.

Feierstein también aseguró que la ayuda económica a Bolivia, Ecuador y Nicaragua "está bajando, no está subiendo", en alusión a las críticas de la congresista republicana.

"Bolivia bajando, Ecuador bajando y Nicaragua bajando", recalcó el funcionario de Usaid, sin precisar cifras.

Según Ros-Lehtinen, la Usaid ha concedido en los últimos años unos 20 millones de dólares para fortalecer la democracia en Cuba, pero en su última propuesta de presupuesto, enviada en febrero al Congreso, pide 15 millones de dólares.

En el caso de Venezuela, el presupuesto de la Usaid contempla una reducción entre los 3 y 5 millones de dólares anuales, detalló Ros-Lehtinen en marzo pasado.