La operadora de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, ha acordado comprar un millón de toneladas anuales de gas natural licuado a la empresa estatal catarí Qatargas durante la próxima década, informó hoy el diario económico Nikkei.

Tokio Electric Power (TEPCO), que ya adquiría 200.000 toneladas anuales de gas licuado de esta compañía, aumenta de este modo en un 80% el volumen de combustible que le compra cada año, de cara a asegurar una producción estable de electricidad en sus plantas térmicas tras el apagón nuclear en Japón.

A través de este nuevo contrato, que entra en vigor en agosto, la mayor eléctrica de Japón se asegurará el 4% de su consumo anual de este recurso, que espera que durante el ejercicio fiscal 2012, que en Japón concluye en marzo de 2013, alcance un total de 23,27 millones de toneladas.

Hasta ahora TEPCO adquiría al año mediante contratos a largo plazo unos 17 millones de toneladas de este combustible procedente de países como Rusia, Malasia, Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Australia o Catar.

Esto suponía aproximadamente una séptima parte del volumen total de gas natural licuado comercializado cada año en el mundo.

En mayo, un consorcio encabezado por TEPCO anunció también su intención de adquirir una participación del 10 % en el yacimiento marino de gas de Wheatstone, en la costa occidental australiana, y también el 8 % de un proyecto para licuar gas allí.

La eléctrica, que suministra luz a los más de 30 millones de personas que viven Tokio y sus alrededores, ha decidido potenciar la compra de este recurso fósil ante el cambio en el mapa de generación eléctrica japonés tras el accidente en su central nuclear de Fukushima provocado por el terremoto y tsunami de 2011.