El ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, calificó hoy como "una buena noticia", el rescate a la banca española, pero advirtió que la iniciativa no resuelve los graves problemas de Europa.

"Es una buena noticia. Pero reitero que esto no resuelve los problemas de Europa. Lo que hace esto es dar tranquilidad de que estarán los recursos para capitalizar el sistema financiero español, España es un país importante dentro de la Unión Europea, pero todavía tenemos que conocer los detalles del plan", recalcó.

Larraín aseguró que es bueno ver a una Europa que se pone de pie, que mejora "pero eso va a ser un proceso de largo plazo", aseguró.

España acordó el pasado sábado con el Eurogrupo, compuesto por las 17 economías del euro, un rescate de 100 mil millones de euros para sanear a su sistema financiero.

El ministro Larraín sostuvo que "el haber conseguido financiación no sustituye el realizar reformas que en muchos casos son cambios difíciles, duros que han acometido los gobiernos de España e Italia con mucha valentía, pero que en sí va a ser un proceso largo. Tenemos un escenario complejo en Europa y sabemos que el escenario más probable es el de una recesión", sentenció.

Agregó que si bien este anuncio constituye una muestra de confianza de parte de la eurozona hacia España, y es una buena noticia para los mercados, no resuelve los problemas de Europa y todavía resta conocer el detalle sobre el origen de los fondos.

El jefe de las finanzas de Chile reiteró que el gobierno está monitorizando minuto a minuto la situación financiera de Europa y las condiciones de liquidez en el mercado local.

Recordó que el viernes se realizó una sesión extraordinaria del Consejo de Estabilidad Financiera "y estuvimos revisando la situación del sistema financiero y no vemos ninguna razón por la cual preocuparnos en nuestro país".

Larraín aseguró que el gobierno ha puesto como uno de los elementos centrales del plan de contingencia anticrisis garantizar la liquidez y el acceso al crédito.