El presidente de Bolivia Evo Morales no descartó visitar el martes la Corte Internacional de Justicia de La Haya donde trataría el conflicto histórico que mantiene con Chile por la salida al mar.

"Hemos recibido invitaciones del tribunal internacional, visita que no estaba, ni aún está programada, que lo decidiremos oportunamente; pero tenemos derecho a contactar a sus autoridades", expresó.

El mandatario respondió así cuando The Associated Press lo consultó por informaciones de la prensa chilena según las cuales visitaría la Corte Internacional para recopilar información sobre los trámites necesarios para iniciar un juicio internacional contra Chile por la recuperación de una salida soberana al mar.

Las relaciones entre Chile y Bolivia están suspendidas desde 1962, con un paréntesis entre 1975 y 1978, cuando fracasaron las negociaciones para una salida al mar de Bolivia, la cual perdió en una guerra del siglo XIX contra Chile.

Morales ofreció una conferencia de prensa el lunes tras ser nombrado embajador especial de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para la quinua.

El presidente boliviano viajaba más tarde a Venlo, Holanda, para promocionar la quinua en la "Floriade 2012", la Feria de Horticultura y Espectáculo Floral. Venlo se encuentra a 200 kilómetros de La Haya.

"Si Estados Unidos ha devuelto el Canal de Panamá a Panamá, cómo Chile no puede devolver el mar a Bolivia", aseveró Morales.

Agregó que "si las Malvinas son de Argentina, cómo el mar no puede ser de Bolivia, que será nuestra lucha permanente".

Dijo, por otra parte, que aún no ha decidido si será candidato a la presidencia para un tercer mandato. "La constitución lo permite, pero aún no he tomado una decisión", sostuvo Morales, a quien algunas encuestas le dan una preferencia electoral de 33%.

Morales restó importancia a esos sondeos y dijo que siempre vaticinaron un resultado mucho menor del que obtuvo en los comicios que ganó en 2005 y 2009.

Morales precisó que se está negociando la nacionalización de la compañía minera Colquiri, situada en el occidente de Bolivia, perteneciente a una filial de la firma suiza Glencore.

"Hay una ronda de negociaciones... nuestra política es recuperar todos nuestros recursos naturales, respetando a los que hacen inversiones", dijo. "Si no hay inversiones, y los trabajadores solicitan su nacionalización, nosotros las vamos a recuperar", añadió.

Destacó, por otra parte, que Bolivia es el primer productor mundial de quinua, conocido como el "super alimento".

La ceremonia de nombramiento de Morales como embajador especial de la FAO para la quinua tuvo lugar en la sede de esa agencia de Naciones Unidas en Roma y estuvo presidida por el director general, el brasileño José Graziano da Silva.

Naciones Unidas ha declarado a 2013 el Año Internacional de la Quinua para atraer la atención mundial sobre el papel de este cultivo en apoyo de la seguridad alimentaria, la nutrición y la erradicación de la pobreza.

La quinua es un cultivo similar a un cereal, muy nutritivo y con un elevado contenido de proteínas y micronutrientes, que tuvo una enorme importancia nutricional para las civilizaciones andinas precolombinas, ocupando el segundo lugar tras la papa.