El juicio por un asalto en 2007 en el que está acusado el portavoz del partido neonazi Amanecer Dorado, Ilias Kasidiaris, quien el pasado jueves agredió a dos candidatas izquierdistas en televisión, fue pospuesto hasta el próximo septiembre a petición de la defensa.

Kasidiaris y otros neonazis debían ser juzgados hoy por el Tribunal de Apelación acusados de asalto, agresión y robo a un joven universitario en 2007.

Este hecho, sacado a relucir por las exdiputadas y candidatas izquierdistas Rena Duru y Liana Kanellis el pasado jueves durante un debate televisivo, provocó una airada reacción por parte de Kasidiaris, que abofeteó a una de ellas y luego se dio a la fuga.

El portavoz neonazi reapareció ayer en un acto de su partido, una vez que expiraron las 48 horas que estuvo vigente la orden de arresto dictada por la Fiscalía.

En su reaparición, Kasidiaris alegó que todo estaba "preparado" para provocarle durante el programa.

"Se dieron cuenta de que, como muchos griegos, me llenaría de rabia que me abofeteasen con insultos. Lo cual es lógico. Y, por tanto, prepararon las condiciones para provocar en mí una reacción extrema", afirmó.

Kasidiaris y otros líderes del partido han defendido su actuación y han asegurado que presentarán acusaciones en la Fiscalía contra las dos políticas izquierdistas.

Por otro lado, ocho miembros de Amanecer Dorado, incluido un candidato a las legislativas del próximo domingo, fueron arrestados ayer en el norte de Grecia tras haber agredido a varios anarquistas, uno de los cuales tuvo que ser hospitalizado.

En unas declaraciones que publica hoy "Ta Nea", el presidente de la comunidad paquistaní en Grecia, Yaved Aslam, denunció que desde las pasadas elecciones del 6 de mayo han registrado más de 60 ataques a los miembros de su comunidad ante la pasividad policial.

Otro juicio contra una candidata de Amanecer Dorado, Themis Skordelli, por su presunta participación en una agresión a refugiados afganos el pasado año, ha sido igualmente pospuesto ya en varias ocasiones, con las críticas de diversas asociaciones internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch.