El gobierno paraguayo resolvió el lunes construir viviendas para indígenas de la etnia mbya guaraní de acuerdo con sus creencias religiosas: sin ventanas para que no entren malos espíritus, piso de barro, techo de paja y una amplia puerta para que por las noches una fogata ilumine el lugar.

Gerónimo Ayala, de 30 años, el primer indígena paraguayo con el título de arquitecto, explicó a The Associated Press que el gobierno "desde que asumió el mando en 2008 dijo que respetaría la cultura de los aborígenes, entonces presenté un proyecto, aprobado por la Secretaría de la Vivienda y el Habitat, para levantar en las próximas semanas casas de acuerdo con la creencia religiosa de los nativos".

Las viviendas "tendrán una altura de unos treinta centímetros más que la estatura del padre de familia. Difícilmente llegará a dos metros porque los mbya en general somos bajitos. No habrá ventanas para evitar el ingreso de malos espíritus, el piso será de barro para que las personas tengan contacto directo con la madre tierra, el techo será de paja y la puerta principal, mirando siempre hacia el sector Este, tendrá un espacio para encender fogatas".

Ayala explicó que las puertas miran hacia el Este porque los mbya creen que Tupá, Dios en guaraní, observa al mundo desde allí cada amanecer.

"Los baños estarán fuera de la casa... No habrá instalación eléctrica, en la cocina los alimentos se prepararán a leña, lo mismo que las fogatas", explicó Ayala.

Gerardo Rolón, director de la Secretaría de la Vivienda y el Habitat, dijo en entrevista con la AP que "Ayala, por primera vez, interpreta el sentimiento aborigen para construir el albergue. Con esto, contribuimos a cuidar la cultura de una parte de los pueblos originarios".

Rolón indicó que en Paraguay existe un déficit de 800.000 viviendas desde 2002 y que desde 2008 hasta el presente se han construido apenas 12.000 casas para personas de bajos recursos económicos. "De esa cantidad, 1.500 fueron para varias etnias. Las casas para los mbya sumarían 200 para comenzar", indicó.

Jorge Servín, de la dirección general de censo de indígenas, informó que en Paraguay sobreviven 20 etnias con una población total de 120.000 individuos de los cuales unos 15.000 son mbya.