El centrocampista nigeriano Christian Obodo, quien la pasada temporada jugó en el Lecce italiano, fue liberado esta madrugada después de haber sido secuestrado el pasado sábado en su ciudad natal, Warri, en el sur de Nigeria, adonde había viajado tras el final de la temporada de fútbol en Italia.

Según los medios de comunicación italianos que citaron las declaraciones del hermano de Obodo, Kenneth, también futbolista que milita en el Pisa italiano, fue liberado tras una operación conjunta entre la policía y el ejercito del país.

Según dichas fuentes, la operación de rescate se produjo antes de que se pagase el rescate de 150.000 euros que habían pedido y concluyó con el arresto de tres de los cinco secuestradores, mientras que el resto consiguió huir.

Según informaron fuentes oficiales nigerianas citadas por los medios de comunicación italianos, Obodo, de 28 años, fue secuestrado este sábado por un grupo de hombres armados en torno a las 09.20 hora local de Nigeria en los alrededores de una iglesia a bordo de su propio automóvil.

La Policía nigeriana cree que fue el hecho de que el coche que conducía el futbolista tuviera la matrícula "Obodo5" lo que hizo "atraer el interés de los secuestradores".

Christian Obodo llegó al fútbol italiano en 2001 fichado por el Perugia, tras lo que pasó a militar en el Fiorentina para en 2005 pasar al Udinese, club que lo cedió en 2010 al Torino y un año después al Lecce.