La nueva era del seleccionador de Colombia, el argentino José Pekerman, ha dejado un sabor agridulce con un triunfo ante Perú y una derrota con Ecuador, en los últimos dos compromisos de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014.

El estratega llegó a comienzo del año en reemplazo del colombiano Leonel Álvarez con una nueva ilusión para los aficionados de volver a un Mundial después del de Francia'98.

Luego de dirigir dos compromisos en condición de visitante, el primero contra Perú, al que derrotó por 1-0, y el segundo frente a Ecuador, con el que cayó por igual marcador, Colombia se ubica en la sexta casilla de la clasificación con siete puntos.

"Colombia está con las posibilidades intactas. Se puede pelear por la clasificación, la tabla está ajustada, pero así es la eliminatoria", comentó Pekerman al final del partido ante los ecuatorianos, haciendo un llamado a la calma tras la derrota.

Las últimas presentaciones colombianas no dejan buen saldo para los jugadores tras registrarse las lesiones de dos de ellos, mientras otros dos no podrán jugar frente a Uruguay en septiembre por la séptima jornada, por acumulación de tarjetas amarillas.

El defensa Luis Amaranto Perea no pudo terminar el partido contra los ecuatorianos tras un choque con Jefferson Montero que le ocasionó un trauma muscular en el hombro izquierdo, que no representa gravedad, según el informe médico del seleccionado colombiano.

Entre tanto, el delantero Jackson Martínez presentó una fatiga muscular en el último entrenamiento, razón por la cual no fue tenido en cuenta para enfrentar a los dirigidos por Reinaldo Rueda.

Por su parte, Mario Alberto Yepes ni Aquivaldo Mosquera, los dos centrales colombianos, podrán jugar ante Uruguay tras sumar dos cartulinas amarillas.

La selección colombiana regresó de Quito a la ciudad de Bogotá, en donde los 24 jugadores viajarán a sus regiones de origen para pasar su periodo de vacaciones.