El ex primer ministro británico laborista Gordon Brown y el titular de Economía, George Osborne, prestan hoy declaración ante la comisión Leveson, que investiga la relación de políticos y prensa a raíz del escándalo de las escuchas ilegales.

Se espera que los dos políticos respondan a preguntas sobre su relación con el magnate de la prensa Rupert Murdoch, presidente del imperio mediático News Corporation, y con la ex consejera delegada de News International (NI) Rebekah Brooks.

En el caso del ministro de Economía, se espera que responda a preguntas sobre el proceso para la venta de la plataforma digital de televisión BSkyB, que Murdoch quería adquirir en su totalidad y sobre la que el Gobierno de coalición -entre "tories" y liberaldemócratas- debía pronunciarse en 2011 de manera imparcial.

Según unos recientes documentos que han sido revelados a la comisión, el ministro de Cultura, Jeremy Hunt, apoyaba en privado los planes de Murdoch para adquirir el año pasado la totalidad de BSkyB (sobre la que ya tiene el 39 %), una operación sobre la que tenía que emitir un juicio imparcial.

La comisión que preside el juez Brian Leveson fue creada por el primer ministro británico, David Cameron, tras el escándalo de las escuchas ilegales del "News of the World" de Murdoch.

Esta semana también comparecerán ante esta comisión Cameron; el ministro principal de Escocia, Alex Salmond, y el viceprimer ministro, Nick Clegg, entre otros políticos.

Ante esta comisión ya han declarado famosos, periodistas y políticos, entre ellos el ex primer ministro laborista Tony Blair, la escritora J.K. Rowling y el actor Hugh Grant.

El "News of the World" fue clausurado en julio de 2011 al revelarse que pinchó móviles de ricos y famosos, así como de víctimas de terrorismo y de miembros de las fuerzas armadas británicas, para obtener exclusivas.