Mario Gómez estaba a segundos de redondear otra actuación decepcionante, sin goles.

Sabía que lo iban a reemplazar, que Miroslav Klose estaba listo, esperando que el cuarto árbitro le diese la señal.

"Lo había visto. Pero sabía que tendría otra oportunidad", declaró Gómez. Y no la desperdició.

Antes de ser sustituido el delantero alcanzó a anotar un gol de cabeza con el que Alemania derrotó 1-0 a Portugal y casi marca un segundo tanto.

Hoy está en boca de todos.

"Fue el gol más lindo y más importante que he marcado con Alemania. Quería pagarle al técnico por la confianza que tuvo en mí", declaró Gómez.

Klose ha sido el dueño del puesto por mucho tiempo, pero no está en su mejor forma tras sufrir un par de lesiones y el técnico Joachim Loew decidió alinear a Gómez.

Loew había dado a entender previamente que Klose jugaría.

"Ya deberían saber que me gusta dar una sorpresita de vez en cuando, ser imprevisible", comentó sonriente.

La elección, no obstante, era bastante lógica. Klose tiene 34 años y no está en un gran momento, mientras que Gómez tuvo una temporada fenomenal.

"Un técnico no es ningún idiota", dijo Loew. Ve a los jugadores en los entrenamientos todos los días.

"Mario no tuvo un gran partido. Pero cumplió con sus obligaciones defensivas y anotó el gol de la victoria", agregó.

Se esperaba que Gómez se diese a conocer internacionalmente en la Eurocopa del 2008, pero se lo recuerda por haber tirado afuera desde un metro en un partido que Alemania debía ganar sí o sí a Austria. Tampoco se hizo notar en la Copa Mundial del 2010.

"Todos saben que mis dos últimos torneos (con la selección) no fueron buenos. Pero he crecido mucho en estos dos años y he anotado muchos goles", expresó el ariete.

Gómez marcó 54 goles en las dos últimas temporadas en la bundesliga. A ellos se suman otros 12 en la Liga de Campeones de esta temporada (fue superado solo por Lionel Messi).

Klose, autor de 63 goles en 117 partidos con la selección, ha sido el gran obstáculo en la carrera de Gómez con el equipo nacional. Pero el delantero ya no es indiscutido, como antes, a raíz de los problemas físicos que ha tenido y de la edad.

"La puja entre nosotros nunca estuvo tan pareja, nunca se le hizo tan difícil al técnico elegir entre los dos", dijo Gómez, quien aseguró que se lleva muy bien con Klose.