El príncipe Eduardo de Inglaterra, hijo menor de Isabel II, y su esposa, Sophie Rhys-Jones, llegaron hoy a Gibraltar para celebrar con la colonia británica el 60 aniversario de la coronación de su madre.

El gobernador de Gibraltar, Adrian Johns, y el ministro principal, Fabian Picardo, recibieron en el aeropuerto a los condes de Wessex, que inician una visita de tres días a la colonia británica.

El Gobierno español calificó de "desafortunada" en el tiempo y en la forma esta visita, que se produce después de que un conflicto pesquero en las aguas próximas al peñón haya vuelto a poner sobre las mesa las tensiones diplomáticas en torno a Gibraltar.

Tras su llegada, el hijo menor de la reina Isabel II y su esposa presenciaron una salva de honor de las fuerzas militares británicas para celebrar el cumpleaños del duque de Edimburgo, esposo de la soberana.

Los condes de Wessex tienen hoy previstos diversos actos, que incluyen un paseo a pie por la calle principal de Gibraltar para que sus habitantes tengan la oportunidad de darles la bienvenida.

Para ello el Gobierno gibraltareño ha dado unas horas libres a todos los empleados públicos que no sean esenciales. EFE

ilm/vg/ero/ajs/cm