El primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, presentó hoy el balance de su Gobierno durante una audiencia especial en el Parlamento con motivo del inicio de una nueva legislatura en ese organismo.

Lamothe, que describió un panorama positivo de su primer mes de Gobierno, afirmó que la administración del presidente haitiano, Michel Martelly, mantiene su voluntad de "construir el nuevo Haití con todos y para todos".

El primer ministro anunció la próxima creación de un Consejo de Desarrollo Económico y Social con la participación de "eminentes personalidades de la sociedad civil y ministros del Gobierno".

Esta entidad será un "foro permanente de diálogo y concertación", precisó.

Según Lamothe, el Gobierno "sigue trabajando de manera concreta para mejorar las condiciones de vida de la población, sobre todo de la más vulnerables".

Dijo que el objetivo es "la lucha contra la pobreza extrema y la exclusión social".

Indicó que desde el establecimiento de su Gobierno un paquete de programas de protección social fueron establecidos, uno de los cuales debería dirigirse en una primera fase a 100.000 madres, según el primer ministro.

También habló sobre la implementación de un programa de seguro social que será lanzado en breve, mientras que otro programa de descentralización comunitaria fue iniciado, destacó.

Por otra parte, dio seguridades sobre el funcionamiento de un programa de escolarización que beneficia, según dijo, a más de un millón de niños.

Esta cifra, sin embargo, es objeto de controversia en Haití a nivel de sectores educativos, que consideran que no hay prueba para tal dato.

Lamothe afirmó, por otra parte, que numerosos empresarios empezaron de nuevo a visitar Haití, animados por "señales claras" del presidente Martelly.

La zona franca industrial de Caracol (norte) va a recibir empresarios extranjeros, mientras que otras zonas francas estarán establecidas a través del país, anunció.

La instalación de Caracol suscitó inquietudes en algunos sectores que temen la multiplicación de barrios pobres en la región e impactos ambientales de las empresas.

"Necesitaremos el apoyo del Parlamento para votar leyes favorables a inversiones", que estarán sometidas a las cámaras legislativas por el Gobierno, advirtió Lamothe.

Mientras, dijo, acciones concretas fueron iniciadas para apoyar empresarios nacionales.

A nivel general, el primer ministro aseguró la política económica desplegada para el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica y la búsqueda de un "crecimiento acelerado", basado parcialmente sobre pequeñas y medianas empresas.

Afirmó que se produjo una reducción del contrabando a nivel nacional y el compromiso de su gobierno para vigilar las aduanas, de manera que se puedan mejorar los ingresos del Estado.

En cuanto a la producción agrícola, Lamothe -quien también es ministro de Asuntos Exteriores- dijo que se tomarán nuevas iniciativas particularmente de infraestructura, al tiempo que destacó que la diplomacia haitiana se activa para buscar oportunidades "para un mejor Haití".

A otros niveles, habló de acciones orientadas hacia el reforzamiento de capacidades institucionales, de recursos humanos y del marco reglamentario del sector turístico.

En lo que tiene que ver con el medio ambiente, Larent Lamothe dijo que el Gobierno empezó a actuar en las zonas frágiles y tiene como objetivo invertir las tendencias de degradación a nivel nacional.