Los grandes arsenales de armas químicas de Siria podrían ser ensayados en Israel, advirtió el lunes el subjefe militar de Israel.

Según el mayor general Yair Naveh, Siria tiene el mayor arsenal de armas químicas en el mundo. Si los sirios tuvieran la oportunidad, dijo, "nos tratarían de la misma manera en que tratan a su propia gente".

Siria no ha declarado sus arsenales de armas químicas, de modo que su tamaño exacto no se conoce. Entre otras cosas, Israel está preocupado de que esas armas puedan caer en manos de los milicianos antiisraelíes si el régimen sirio se desmorona.

Las estaciones de radio y los periódicos israelíes recogían el lunes los comentarios de Naveh. Hizo los comentarios la noche del domingo en una ceremonia en Jerusalén para conmemorar a los soldados caídos.

Activistas sirios calculan que más de 13.000 personas han muerto desde que un levantamiento contra el régimen sirio estalló hace 15 meses, lo que produjo una sangrienta represión.

Israel ha estado observando la carnicería en la vecina Siria con creciente preocupación. Los dos países se han enfrentado en guerras importantes y los múltiples intentos para llegar a un acuerdo de paz han fracasado. Siria tiene fuertes vínculos con Irán, el enemigo más temible de Israel, y con milicianos palestinos y libaneses que han luchado contra Israel.