El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, afirmó hoy que, al igual que ha ocurrido con el Coliseo, se está pensando en buscar un patrocinador para restaurar la Fontana de Trevi, después de que este fin de semana se desprendiesen algunos fragmentos de la famosa fuente monumental.

"En el Coliseo esperamos que empiece la restauración en verano, pero también la Fontana de Trevi necesita algunas intervenciones más allá de la normal manutención y también en este caso podría existir un patrocinio que permita asegurar la integridad de la fuente", explicó Alemanno a los medios de comunicación italianos.

El alcalde respondía así a las preguntas sobre la situación de la fuente más visitada de la capital, después de que este fin de semana cayeran varios fragmentos de las decoraciones,lo que ha obligado a acordonar parte del área donde se encuentra el monumento.

La fuente perdió trozos del lateral izquierdo y el fragmento más grande de los desprendidos es de ocho por ocho centímetros, según informaron desde el ayuntamiento.

El superintendente de bienes culturales de Roma, Umberto Broccoli, explicó que es una consecuencia de las lluvias y nieves el pasado invierno que no han ayudado a la manutención.

"Broccoli evaluará y comunicará lo antes posible los daños. Estamos siguiendo la situación, pero existe un problema de carencia de recursos para las restauraciones", agregó Alemanno.

La última restauración de la Fontana di Trevi se produjo en 1990 y después se realizó otra intervención de manutención en 2000, por lo que Broccoli consideró que es urgente un nueva operación.

Ante la falta de fondos, el ayuntamiento de la capital italiana buscará que se repita como en el caso del Coliseo que una entidad privada se encargue de financiar la restauración.

Al famoso anfiteatro Flavio, la casa de calzado italiana Tod's destinará 25 millones de euros (unos 31 millones de dólares) para su restauración a cambio del derecho exclusivo sobre el uso comercial durante quince años de la imagen del monumento.