El abogado venezolano José Amalio Graterol, quien lleva el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, cumplió una semana de detención por supuesta obstrucción a la Justicia y hoy su defensa consignó ante el tribunal asignado a su caso los requisitos de fianza exigidos para su liberación.

"Ya consignamos todos los requisitos y esperamos que en máximo tres días salga en libertad si todo sale bien", dijo a Efe la abogada de Graterol, Thelma Fernández.

El pasado viernes, el tribunal que lleva el caso de Graterol decidió imponer al abogado una fianza personal que consiste en que el acusado debe conseguir a dos personas que le sirvan de respaldo financiero y que demuestren al Estado que reciben un salario mensual al equivalente de casi 4.000 dólares.

Además de la imposición de presentar dos "fiadores", Graterol tiene prohibición de salida del país, no puede hablar con los medios de comunicación y debe presentarse cada quince días ante los tribunales que tramitan su caso.

"Esperamos que esta semana ya esté libre", apuntó Fernández y reclamó que la fianza personal es un castigo desproporcionado para el delito que se le atribuye al abogado.

Graterol se encuentra detenido desde el pasado día 4 acusado de obstrucción a la justicia al negarse a comenzar una vista sin la presencia del imputado, su defendido, al alegar que no está permitido la realización de un juicio en ausencia.

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) expresó el miércoles pasado su preocupación por el arresto de Graterol hecho que esta organización consideró como "el episodio más reciente de una serie de vulneraciones a los principios fundamentales del Estado de derecho" en Venezuela.

Graterol y Fernández son los abogados que defienden a la jueza María de Lourdes Afiuni, detenida en diciembre de 2009 por haber presuntamente facilitado la huida del empresario Eligio Cedeño, procesado por efectuar operaciones cambiarias ilegales.

Desde febrero de 2010 Afiuni se encuentra en régimen de reclusión domiciliaria, con prohibición de hacer declaraciones a la prensa.