Las fuerzas militares en un sorpresivo ataque antes del amanecer recuperaron el martes el control de uno de los bastiones clave de al-Qaida en el sur, donde el grupo miliciano había mantenido posesión por más de un año, informó la agencia estatal de noticias.

Funcionarios locales citados por la agencia SABA dijeron que las fuerzas militares irrumpieron en el pueblo de Jaar en la madrugada del martes provocando fuertes enfrentamientos con los milicianos y los obligaron a huir, con dirección a otro bastión de al-Qaida, en el pueblo de Shaqra, en el litoral meridional de Yemen.

Al-Qaida tomó control de amplias extensiones de tierras en el sur de Yemen durante la revuelta prodemocrática del año pasado vinculada a las protestas contra el presidente Ali Abdula Salé.

Waleed Mohammed, un residente contactado por teléfono, dijo que la gente del pueblo se reunión en el sector céntrico de Jaar para celebrar, mientras hacian disparos al aire.