Cuba ha registrado un aumento de contaminantes atmosféricos como sulfatos y nitratos en los últimos dos años, incluidos episodios de lluvia ácida, revelaron investigadores citados hoy por el periódico oficial "Granma".

Rosemary López, del Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera (CECONT), explicó que varias estaciones de la red de vigilancia de la isla reportaron un incremento en las concentraciones de sulfatos y nitratos, provenientes de las emisiones locales de dióxido de azufre y nitrógeno.

En un estudio presentado en el taller sobre contaminación atmosférica CONTAT 2012, la especialista precisó que ese deterioro de la calidad del aire se observó entre noviembre de 2008 y abril de 2010 y se asocia fundamentalmente a la quema de combustibles fósiles en diferentes actividades industriales.

López indicó que esa situación propició en ese período la ocurrencia de lluvia ácida en lugares del oriente del país como Pinares de Mayarí (provincia de Holguín), Palo Seco (Camagüey) y La Gran Piedra (Santiago de Cuba).

Apuntó además de que en Cuba las lluvias ácidas también se producen por la llegada de masas de aire procedentes de zonas industriales del nordeste de Estados Unidos.

Asimismo dijo que los investigadores del CECONT, perteneciente al Instituto de Meteorología, trabajan para determinar las emisiones máximas admisibles para cada uno de los sectores que más contribuyen a contaminar la atmósfera y de las concentraciones permisibles en los asentamientos humanos.