Desconocidos dispararon hacia una plaza pública donde un gobernador del suroeste colombiano realizaba un acto con campesinos cultivadores de coca, sin que se registraran heridos, se informó el lunes.

El incidente tuvo lugar el domingo por la mañana, aunque los detalles se conocieron el lunes.

Los disparos se dieron desde colinas cuando el gobernador de Nariño, Raúl Delgado, estaba en la plaza de un remoto municipio de su departamento, dijo por teléfono a The Associated Press el secretario de gobierno de Nariño, Pedro Vicente Obando.

"No fue precisamente un atentado, pero sí una escaramuza cuando el gobernador estaba en la plaza" del municipio de Leiva, explicó Obando.

Aseguró que nadie resultó herido, pero que hubo momentos de tensión y los campesinos corrieron en busca de protección ante la balacera desde colinas cercanas en una zona azotada por la violencia de grupos armados ilegales y la primera en cultivos de coca en el país.

La gobernación de Nariño busca que los campesinos arranquen voluntariamente las plantas de coca, materia prima de la cocaína, y la sustituyan por cultivos legales como café, cacao o caña de azúcar, detalló Obando.

Aunque se desconoce exactamente quién pudo hacer los disparos, Obando señaló que en la zona actúan desde las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hasta bandas criminales de distintos grupos de narcos.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el delito en su reporte del 2011, en Colombia existen al menos 62.000 hectáreas sembradas de coca, de las cuales la mayor parte o más de 15.900 hectáreas están sembradas en Nariño.