El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, solicitó hoy que los observadores de Naciones Unidas desplegados en Siria puedan acceder "inmediatamente" a ciudad de Al-Haffa, y pidió que se eviten víctimas civiles.

El enviado especial afirmó en un comunicado estar "especialmente preocupado por los bombardeos en Homs y por los informes que indican el uso de mortero, helicópteros y tanques en la ciudad de Al-Haffa, Lattakia".

Ante esta situación, Annan manifestó que solicita a "todas las partes a que tomen todos los pasos necesarios para asegurar que los civiles no sufran daños y que los observadores militares de la ONU puedan entrar en la ciudad inmediatamente".