Varias explosiones sacudieron hoy una iglesia en la localidad de Jos, capital del estado de Plateau, en el centro de Nigeria, en nuevo ataque contra comunidades cristianas en el Estado de África occidental.

El comisario de la Policía provincial de Plateau, Emmanuel Ayeni, confirmó el suceso, aunque precisó que aún se desconoce si existen víctimas.

Las causas de las explosiones permanecen aún sin esclarecer, aunque la secta islamista Boko Haram, ha cometido numerosos atentados contra comunidades cristianas en Nigeria, país dividido entre el norte, musulmán, y el sur, de mayoría cristiana.

La ciudad de Jos, capital del Estado de Plateau es uno de los principales objetivos de la secta radical, debido a que es la frontera entre el norte y el sur de Nigeria y cuenta con una población dividida entre ambos credos.