Los candidatos de la derecha rumana perdieron hoy en Bucarest y las principales ciudades del país en unas elecciones locales que han dado a la actual coalición de Gobierno entre socialdemócratas y liberales una amplia victoria, según las primeras encuestas a pie de urna.

Los rumanos castigaron de esta forma las duras políticas de austeridad aplicadas por el conservador Partido Democrático Liberal (PDL), derribado del Gobierno hace un mes a través de una moción de censura.

El candidato al ayuntamiento de la capital apoyado por la coalición gubernamental, la Unión Social Liberal (USL), el actual alcalde Sorin Oprescu, revalidaría su mandato con mas del 65 por ciento de los votos, según un sondeo citado por la agencia Mediafax.

Su rival del PDL, Silviu Prigoana, habría sido segundo con el 15 por ciento de los votos.

Los candidatos del PDL habrían perdido también en las alcaldías de los seis sectores en que se divide administrativamente la capital.

El PDL habría perdido sus feudos de Cluj y Timisoara, donde se han impuesto los candidatos de la USL.

La USL ha ganado con mas del 60 por ciento de los votos en urbes como Constanza, Deva o Iasi, y ha reconquistado con autoridad la alcaldía de Craiova.

La participación en los comicios rondaría el 40 por ciento en todo el país, y los resultados globales, en una encuesta citada por la televisión Antena 3, otorgarían el 60 por ciento de los votos a la USL y el 11 por cierto al PDL.

Muchos analistas consideran estos comicios locales un ensayo de las generales de otoño, que preven el hundimiento del PDL y otra gran victoria de la gubernamental USL.

El primer ministro y líder de la USL, Victor Ponta, se ha referido a los resultados como "la primera legitimación" en las urnas de la coalición.

Por su parte, el dirigente del PDL, Adriean Videanu, ha denunciado la "violencia sin precedentes" de la campaña "sucia" de la USL y ha asegurado que su partido presentara un balance de los supuestos atropellos.

Las televisiones rumanas han informado a lo largo de la jornada de diversos incidentes violentos entre candidatos y simpatizantes en varias localidades de la Rumanía rural.

Los candidatos mas votados tomarán posesión de sus cargos, al ser el sistema electoral municipal rumano a una sola vuelta.

La derecha ha pagado los durísimos recortes adoptados en el marco de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional entre 2010 y 2012, que provocaron gran malestar social, la caída del nivel de vida y protestas callejeras en el que es junto a Bulgaria el país mas pobre de la Unión Europea.