La iglesia católica de El Salvador pidió hoy al Parlamento solucionar lo más pronto posible la situación de 20 magistrados propietarios y suplentes, cuyas elecciones fueron declaradas inconstitucionales la semana pasada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La Sala de lo Constitucional de la CSJ anuló este martes las elecciones de cinco magistrados y sus respectivos suplentes hechas en 2006 y el pasado 24 de abril por la Asamblea Legislativa, porque no les competía a las legislaturas salientes, y ordenó abrir nuevos procesos.

"A los que tienen que resolver, resuelvan de la mejor manera" sobre la elección de los 20 magistrados propietarios y suplentes, dijo hoy el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, en su rueda de prensa habitual tras la misa dominical en la Catedral Metropolitana.

El Parlamento debe elegir de nuevo en junio a los magistrados que designó en abril, porque deben asumir el 1 de julio para el período 2012-2021.

Los magistrados elegidos en 2006, con mandato hasta 2015, "continuarán fungiendo hasta que la Asamblea haga una nueva elección" y la sentencia "no afectará a los actos y decisiones emitidas" por ellos, según comunicado de la CSJ.

Hasta el momento el Parlamento no ha emitido su posición oficial sobre la resolución de la Corte, aunque algunos diputados como Guillermo Gallegos, de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), manifestó recientemente que el Parlamento desconoce dicha resolución y que están considerando llevar el caso ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ).

La comisión política de la Asamblea Legislativa acordó el viernes pasado consultar a juristas y especialistas en el tema constitucional para tomar una posición oficial sobre la resolución, según medios locales.

"Está bien que se consulte a los jurídicos, a los constitucionalistas, que se analice de la mejor manera, que se profundice, para que se le de una mejor solución" a la situación de los magistrados, indicó Escobar Alas.

Al tiempo que destacó que es necesario que las diversas instancias involucradas encuentren una solución antes de caer en una "crisis nacional".

El gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aliado con tres partidos minoritarios de derecha, logró la mayoría calificada de 56 votos en el Parlamento, de 84 escaños, para elegir a los magistrados el 24 de abril, cuando estaba por terminar la legislatura 2009-2012, que el 1 de mayo dio paso a la 2012-2015.

En 2006, la entonces gobernante y ahora opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) se alió con partidos minoritarios para elegir a los magistrados, también al final de la legislatura.

La Sala Constitucional de la CSJ aún tiene pendiente por resolver varias demandas de inconstitucionalidad.

Una en contra de Astor Escalante, quien fue electo el pasado 25 de abril por el Parlamento salvadoreño como fiscal general del país.

Escalante tendría que sustituir a Romeo Barahona en la Fiscalía General de la República el 18 de septiembre próximo.

La Sala de lo Constitucional también tiene pendiente una demanda de inconstitucionalidad contra el nombramiento de los militares retirados David Munguía Payés y Francisco Salinas como ministro de Seguridad y director de la Policía Nacional Civil (PNC), respectivamente.

El presidente Mauricio Funes nombró a Munguía en Seguridad el 22 de noviembre pasado y a Salinas lo designó en la PNC el 23 de enero; ambos son generales y se desempeñaban antes de su nombramiento como ministro y viceministro de Defensa, respectivamente.