Gran Bretaña e Irlanda ganaron la Copa Curtis el domingo al superar a Estados Unidos, con lo que pusieron fin al dominio de 16 años de los estadounidenses en este torneo.

Por primera vez, Gran Bretaña-Irlanda y Europa tienen en su poder los cuatro trofeos principales por equipos en las ramas masculinas y femeninas tanto profesionales como amateurs.

Gran Bretaña e Irlanda derrotaron a los estadounidenses 10 ½ a 9 ½ a pesar de que necesitaron ganar cinco de los ocho duelos de sencillos el domingo. Stephanie Meadow de Irlanda del Norte hizo el punto crucial al derrotar a Amy Anderson.

El equipo británico-irlandés y Europa tienen ahora los títulos de la Copa Curtis, la Copa Ryder y la Copa Solheim — ambos profesionales_, así como el de la Copa Walker amateur en la rama varonil.