Siete carreras, siete ganadores diferentes. El inglés Lewis Hamilton arrasó con incontenible ritmo en las últimas 20 vueltas para llevarse el domingo la victoria en el Gran Premio de Canadá, en el que el mexicano Sergio Pérez quedó tercero.

Hamilton, de la escudería McLaren, es el séptimo piloto diferente que sube a lo más alto del podio en las primeras siete carreras del campeonato mundial, un despliegue de paridad sin precedentes en la historia de la Fórmula Uno.

Si le pregunta a Hamilton, semejante igualdad será lo habitual en la F1.

"Esto es normal. Creo que esto será lo normal esta temporada", dijo Hamilton tras ganar por tercera vez en Canadá. "Me parece fantástico para la Fórmula Uno y para la afición".

Hamilton rebasó al campeón defensor Sebastian Vettel de Red Bull y al español Fernando Alonso de Ferrari en la carrera de 70 vueltas para recibir el banderazo a cuadros con una ventaja de 2,5 segundos sobre el Lotus del francés Romain Grosjean. Hamilton cronometró 1 hora, 32 minutos y 29.586 segundos.

Campeón mundial en 2008, Hamiltón ganó previamente en Canadá en 2007 y 2010, pero el año pasado tuvo que abandonar después de un choque con su compatriota y compañero de equipo Jenson Button, quien se llevó el triunfo.

"Checo" Pérez entró tercero con su Sauber, el alemán Vettel quedó cuarto y Alonso entró quinto. Atrás llegaron el alemán Nico Rosberg (Mercedes), el australiano Mark Webber (Red Bull), el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), el japonés Kamui Kobayashi (Sauber) y el brasileño Felipe Massa (Ferrari).

Anteriormente este año, Button (Australia), Alonso (Malasia), Rosberg (China), Vettel (Bahrein), el venezolano Pastor Maldonado (España) y Webber (Mónaco) ganaron carreras, la primera vez que hay tantos triunfadores diferentes desde que comenzó la Fórmula Uno en 1950. El triunfo de Hamilton extendió ese récord a siete ganadores distintos.

Hamilton quedó como nuevo líder del campeonato, con dos puntos de ventaja sobre Alonso. El inglés suma 88 unidades, seguido por Alonso (86), Vettel (85), Webber (79) y Rosberg (67). Pérez (37) se ubica noveno y Maldonado (29) es el décimo.

"Conseguimos la victoria y sumamos los 25 puntos, pero la diferencia es de apenas dos", dijo Hamilton. "Es insólito lo reñido que está el campeonato. Creo que será así todo el año".

Vettel, que arrancó en la pole en Canadá por segundo año seguido, mantuvo el liderato hasta que ingresó a un repostaje tras 16 vueltas para cambiar neumáticos, con lo que Hamilton se colocó al frente hasta que también ingresó a los boxes en la siguiente vuelta.

En la vigésima vuelta el inglés asumió el liderato de nuevo y rebasó a Alonso, con Vettel en tercer sitio.

Hamilton entró otra vez a un repostaje después de la vuelta 49 debido al desgaste de sus neumáticos y regresó a la pista en tercer lugar detrás de Alonso y Vettel. Con sus neumáticos nuevos, el inglés aceleró y rebasó a Vettel en la vuelta 62 y a Alonso una vuelta después para recuperar el liderato.

Grosjean y Pérez se mantuvieron pegados con él, pero no pudieron achicar la diferencia al rodar con neumáticos desgastados.

"Fuimos agresivos", dijo Pérez, segundo en Malasia el 25 de marzo. "Pero es un buen resultado para el equipo. Todo podio es especial, sobre todo cuando es apenas tu segundo en la Fórmula Uno".

Maldonado fue obligado a retroceder hasta el sitio 22 de la parrilla de salida tras haberse clasificado en el 17 como penalización por haber tenido que cambiar su caja de velocidades tras un choque durante las prácticas del sábado. Terminó en el 13er puesto.

El auto de seguridad no fue utilizado durante toda la carrera en el Circuito Gilles Villeneuve de Montreal. Este año marcó el 30mo aniversario del accidente que cobró la vida de Gilles Villeneuve, el querido piloto quebequense de Fórmula Uno.

No hubo señales de interrupciones por las manifestaciones estudiantiles que amenazaron con eclipsar la carrera debido a los aumentos en matrículas y cuotas.