El helicóptero que se estrelló en el sur de Perú cuando transportaba a 14 personas, la mayoría de ellos coreanos, estalló tras impactar contra una montaña de casi 5.000 metros de altitud, lo que dificulta las labores de rescate, informaron hoy fuentes policiales.

La aeronave, de la empresa Helicusco, fue dada por desaparecida el miércoles pasado y el sábado las patrullas de rescate encontraron sus restos en una escarpada pared rocosa de la montaña Mama Rosa, en la región Cuzco.

Según mostraron las primeras fotografías publicadas hoy por la prensa, la aeronave se desintegró tras el accidente, ya que se puede apreciar las marcas de un incendio y restos del rotor y otras partes de la maquinaria dispersos en la zona.

"(El helicóptero) se empotró en la pared de una pequeña cordillera, ahí están los restos", señaló el coronel de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), Ángel Ríos, a la agencia oficial Andina.

El rescatista explicó que llegar hasta la zona en otros helicópteros "es muy difícil" por lo agreste del terreno, que impide posar para dejar a las brigadas de expertos.

Eso ha llevado a concentrar las operaciones por vía terrestre, lo que hace prever que el rescate de los cuerpos tardará, cuando menos, dos días.

Las operaciones se reanudaron hoy tras ser suspendidas la tarde del sábado por el mal tiempo, que esta época del año tiene temperaturas bajo cero y azota la montaña con temporales de viento y nieve.

Moncada explicó que el lugar tiene muchos picos y consideró probable que la visibilidad fuera muy complicada para el piloto del helicóptero accidentado.

En el rescate de las víctimas participan policías de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña del Cuzco, junto a comuneros de poblaciones cercanas y representantes de la fiscalía.

Los restos de la aeronave fueron avistados la mañana del sábado por una patrulla especial de la Policía que luego comunicó que se había encontrado muertos a los 12 pasajeros y 2 tripulantes, según informó el fiscal encargado del caso, César Guevara.

El helicóptero transportaba a ocho coreanos, un holandés, un sueco, un checo y tres peruanos, entre ellos los dos pilotos.

Las tormentas de nieve provocaron el jueves y el viernes la suspensión de la búsqueda del helicóptero, que desapareció al finalizar la tarde del miércoles, cuando volaba hacia el Cuzco desde la región selvática de Madre de Dios.