La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, anunció hoy que impulsará "planes educativos" para reducir el embarazo adolescente en su país, que representa el 20 % de los nacimientos cada año.

A través de su cuenta de la red social Twitter, y como reacción a un reportaje publicado hoy por el diario "La Nación" sobre esa problemática, la mandataria indicó que "en respuesta al embarazo juvenil y otros vacíos, el Ministerio de Educación impulsará planes educativos".

Según cifras oficiales, cada año, unas 14.000 adolescentes menores de 19 años quedan embarazadas en Costa Rica, el 70 % en las zonas rurales del país.

Además, el 3,6 % de ellas son menores de 15 años, pese a que en Costa Rica las relaciones sexuales con niñas de menos de esta edad son consideradas violación y se castigan con hasta 16 años de prisión.

Costa Rica no ha logrado reducir el número de embarazos en adolescentes en la última década, por lo que Chinchilla anunció estos "planes" aunque sin brindar ningún detalle al respecto.

La semana pasada el Ministerio de Educación presentó los contenidos de nuevos programas de educación sexual que se brindarán en los centros públicos de estudio a partir del próximo año.