Brasil se repuso hoy ante Polonia y, después de dos derrotas consecutivas ante ese equipo, venció por 3-1 (26-24, 25-17, 23-25 y 25-23) y se hizo con el primer lugar del Grupo B de la Liga Mundial de voleibol.

La victoria en la última jornada de la tercera ronda del grupo lleva a Brasil en condición de líder hacia Finlandia, donde el fin de semana próximo se disputará la serie que definirá al clasificado para la fase final de la Liga Mundial que se jugará en Bulgaria.

La Liga Mundial está dividida en cuatro grupos, de los cuales se clasificarán para la fase final del torneo sólo los primeros, junto con el mejor segundo y con Bulgaria, en su calidad de anfitrión.

Brasil fue arropada hoy por unas 12.000 personas apiñadas en el pabellón Adib Moyses Dyb de la ciudad de Sao Bernardo do Campo y mostró su mejor repertorio para sacarse la espina que tenía clavada con los polacos, que habían ganado los dos últimos partidos entre ambas selecciones.

Fue un partido intenso, disputado palmo a palmo y de un completo equilibrio, que Brasil volcó a su favor gracias a la experiencia de jugadores como Murilo, Wallace, Lucas y Rodrigao, que se exigieron al máximo ante su público y liquidaron el encuentro en 99 minutos.

Con la victoria, Brasil llega a 21 puntos, contra 20 de Polonia.

Completan el grupo las selecciones de Canadá y Finlandia, que se enfrentarán más tarde y que ya casi no tienen posibilidades de llegar a la fase final de la Liga Mundial.