El ministro de Asuntos Exteriores de Australia, Bob Carr, reclamó hoy a Libia acceso consular a la abogada australiana Melinda Taylor, de la Corte Penal Internacional (CPI), detenida tras visitar a Seif al Islam al Gadafi en la cárcel de Zintan, a 150 kilómetros al suroeste de Trípoli.

"Australia quiere que las autoridades libias autoricen inmediatamente acceso consular a Melinda Taylor y que proporcionen toda su cooperación para garantizar su liberación", señaló Carr a través de un comunicado emitido por su ministerio.

"El presidente de la Corte Penal Internacional ha manifestado su preocupación por la seguridad de Taylor y de sus colegas. Nosotros compartimos esa preocupación", añadió el canciller.

El ministro de Exteriores señaló que ha hablado de este asunto con el representante libio en Australia y con el embajador australiano en Libia, David Ritchie.

Taylor, que viajó a Libia en el marco de una misión "rutinaria" del CPI, fue detenida el viernes pasado tras entrevistarse con Seif al Islam, el hijo de Muamar al Gadafi que figuraba como su heredero antes de caer el régimen en octubre del año pasado.

El representante libio ante la CPI, Ahmed Jihani, explicó que la letrada australiana estaba en posesión de un aparato fotográfico en miniatura camuflado en un bolígrafo y de una grabadora dentro de su reloj.

Seif al Islam fue capturado el 19 de noviembre de 2011 y permanece retenido desde entonces por la brigada de Zintan, que reclama su derecho a juzgarlo y se niega a entregarlo a las autoridades centrales de Trípoli o a la CPI.