Un atacante suicida detonó el domingo un coche bomba frente a una iglesia en el centro de Nigeria, en tanto que hombres armados atacaron otro templo en el noreste del país, con resultado de al menos seis muertos y decenas de heridos, dijeron autoridades y testigos.

Ambos hechos de violencia se inscriben en la oleada más reciente de ataques contra creyentes cristianos en una nación con divisiones religiosas cada vez mas profundas. Una secta islamista, conocida como Boko Haram, se adjudicó los ataques.

Los ataques ocurrieron el domingo en las ciudades de Jos y Biu, en momentos en que diversas iglesias han sido casi todos los fines de semana de este año blanco de ataques de Boko Haram y otros agresores oscuros que exacerban la intranquilidad en el país.

A pesar de una fuerte presencia militar en la región, la secta persiste en cometer ataques que dejan numerosos muertos.

En Jos, una ciudad en la divisoria entre el norte de Nigeria — mayoritariamente musulmán — y el sur cristiano, el atacante suicida condujo su vehículo cargado de explosivos hasta la Iglesia de Dios Elegida de Cristo (evangélica), señaló Abu Emmanuel, portavoz de la policía del estado de Plateau.

La onda expansiva en el exterior derrumbó parte del inmueble y causó heridas a quienes estaban en el interior, señaló Emmanuel.

Numerosos jóvenes furiosos rodearon después la zona y atacaron a musulmanes en represalia, dijeron testigos. Cuatro personas y el atacante suicida perdieron la vida, mientras que otras 40 resultaron heridas, dijeron la policía y las fuerzas militares.

Quizá más personas mueran por la explosión debido a que ésta dejó numerosos heridos", dijeron las fuentes.

Mientras tanto en Biu, varios atacantes dispararon durante un servicio religioso contra una iglesia de EYN, siglas que en dialecto local corresponden a "Iglesia de los Hermanos en Nigeria", dijeron varios testigos. Un empleado de la iglesia y un feligrés perdieron la vida, en tanto que varias personas resultaron heridas, dijo el portavoz militar, coronel Victor Ebhaleme.

Boko Haram es responsable de matar a más de 560 personas este año, según el recuento de The Associated Press.

___

Los periodistas de The Associated Press Haruna Umar en Maiduguri, Nigeria, y Jon Gambrell en Lagos, Nigeria colaboraron para este despacho.