El tercer base Brett Lawrie y el guardabosques Colby Rasmus pegaron sendos cuadrangulares para dirigir el ataque de los Azulejos de Toronto, que vencieron 12-4 a los Bravos de Atlanta, que vieron rota su racha de seis triunfos consecutivos.

Lawrie (5) lo hizo en el sexto episodio, con un corredor en el camino, mientras que Rasmus (8) conectó en esa misma entrada, sin gente en circulación para los Azulejos, que pegando 18 imparables, su mejor marca en la campaña, detuvieron una racha de tres derrotas seguidas.

La victoria se la acreditó el relevo dominicano Carlos Villanueva (1-0) en dos episodios, permitió dos imparables, dio una base y ponchó a uno.

Villanueva enfrentó a nueve enemigos con 30 lanzamientos, 16 de ellos perfectos y dejó en 4,15 su promedio de efectividad.

Mientras que la derrota la cargó el relevo cubano Liván Hernández (1-1) en una entrada y dos tercios, permitió siete imparables, dos jonrones y cinco carreras.