Un atentado con explosivos contra un oleoducto en las proximidades de la ciudad de Kirkuk, unos 250 kilómetros al norte de Bagdad, causó hoy un derrame de crudo y daños materiales, informó a Efe una fuente de los cuerpos de seguridad.

Dos artefactos explosivos estallaron en una tubería de crudo que pertenece a la Compañía de Petróleo del Norte y está situada en la zona de Bay Hasan, a unos 35 kilómetros al noroeste de Kirkuk.

Las fuerzas de seguridad hallaron y desactivaron otras cinco bombas cerca de los campos petrolíferos y gasísticos de esa misma área, según la fuente.

El atentado no ha afectado las exportaciones de crudo al puerto de Cihan, en Turquía, y la Compañía de Gas del Norte espera reparar los daños entre hoy y mañana, domingo.

El pasado 30 de mayo, el Ministerio iraquí de Petróleo abrió un concurso internacional para invertir en doce yacimientos petroleros y gasísticos, de los que solo uno fue adjudicado, con el objetivo de aumentar la producción del país árabe.

Las exportaciones de crudo de Irak durante el pasado marzo superaron los 70 millones de barriles, lo que supone su máximo nivel desde 1980.