Miles de empleados de los autobuses de Londres votaron en favor de hacer huelga antes de los Juegos Olímpicos en reclamo de un bono por trabajar durante la competencia.

Los miembros del sindicato apoyaron la medida en proporción superior a 9-1 el sábado, aunque no anunciaron las fechas de la medida de fuerza.

El sindicato reclama un bono de 500 libras (unos 775 dólares) por trabajar durante los juegos para todos los 20.000 empleados que representa.

Es la más reciente reclamación de los trabajadores del transporte para operar durante los juegos.

Los conductores de los trenes subterráneos se han asegurado pagos de unas 500 libras para trabajar durante los juegos.

Las olimpíadas se disputan del 27 de julio al 12 de agosto.