República Dominicana se impuso hoy en tres sets a Taiwán y Estados Unidos necesitó de cuatro juegos para vencer a Alemania en la apertura de la serie correspondiente a Santo Domingo del Grand Prix de voleibol en el que participan doce países.

Las dominicanas se impusieron 25-23, 25-19 y 25-18 a las asiáticas, mientras que las estadounidenses lo hicieron por 25-17, 25-15, 23-25 y 25-11.

La capitana Milagros Cabral encabezó el ataque de las locales con 16 puntos, secundada por los 13 que marcó Bethania de la Cruz, la jugadora más ofensiva de la plantilla tricolor.

El conjunto dominicano solo pudo encontrar su ritmo en el último set, cuando descifró los incómodos servicios y la efectiva recepción de las chinas.

"Iniciamos un tanto ansiosos por jugar ante nuestro propio país, pero en el tercer set nos acoplamos mucho mejor, hubo una ofensiva y defensa bien repartida y ahí está el resultado", dijo De la Cruz, tras finalizar el choque.

Estados Unidos, por su parte, contó con los 20 puntos de Destinee Hooker, quien encabezó a cuatro jugadores con cifras dobles como fueron Foluke Akinradewo (16), Christa Harmotto (14) y Jordan Larson (13).

El campeón olímpico debió sudar la camiseta para salir a flote ante las germanas que contaron con el ataque de Maren Brinker (14) y Margareta Kozuch (13).

La justa seguirá este sábado con los partidos entre Estados Unidos-Taiwán y República Dominicana contra Alemania y concluye el domingo con los choques Alemania-Taiwán y el de las locales contra las norteamericanas.