Cuatro soldados de la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF, dependiente de la OTAN) murieron hoy en un ataque de los talibanes en el este del país, informó el contingente internacional en un comunicado.

Como es habitual en estos casos, en el texto no se precisa la identidad de las víctimas.

El comunicado se divulgó poco después de que un portavoz taliban, Zabihullah Mujahid, anunciara en declaraciones a la agencia local AIP que doce soldados franceses habían muerto por un atentado suicida cometido en la provincia de Kapisa, en el este afgano.

El anuncio de Mujahid no ha sido confirmado por otras fuentes y se desconoce si tiene relación con el ataque revelado por la ISAF.

Más de 3.000 soldados de la misión de la OTAN en Afganistán han muerto desde el despliegue hace algo más de una década de ese contingente internacional en el país asiático.