Los futbolistas del Real Madrid y el Barcelona en la selección española no anticipan tensiones cuando José Mourinho presencie el domingo su primer encuentro en la Eurocopa.

El controversial técnico del Madrid, que mantiene un entredicho con el volante barcelonés Xavi Hernández, estará en el estadio de Gdansk para el partido en que el campeón europeo y del mundo jugará con Italia.

Una serie de fricciones entre los archirrivales de la liga española ha tenido consecuencias en el habitualmente tranquilo vestuario de España después que se sacaron chispas al final de un accidentado encuentro por la Supercopa española en agosto.

"Si la Euro se hubiese jugado en el 2011 probablemente habría sido un poquito más problemático para nosotros", afirmó el sábado el capitán y arquero de España, Iker Casillas. "Un año más tarde nos reímos del asunto".

"En aquel momento es verdad que estaba tenso, pero ese momento ha quedado atrás", agregó. "Tanto los jugadores del Barcelona como del Real Madrid se han comportado perfectamente y han dado vuelta a la página".

Xavi comentó recientemente en una entrevista con el Canal Plus TV, de España, que la goleada de 5-0 que el Barça le propinó al Real en noviembre del 2010 provocó tensiones en el equipo.

"Ahora no hay nada de eso", aseguró el técnico español Vicente del Bosque, a quien Xavi acreditó haber ayudado a tranquilizar la situación. "No hay rivalidad en ningún sentido. Por suerte esto ha quedado en el pasado".

Xavi también había criticado las tácticas de Mourinho.

"Mourinho no entrará en la historia del fútbol", afirmó. "Para mí, (Pep) Guardiola es el mejor y lo ha sido en los cuatro últimos años al mando del Barça porque revolucionó el fútbol. Barça ha sentado un ejemplo mejor que el Madrid. Nosotros hemos sido siempre respetuosos, y ellos no tanto".

Mourinho respondió por medio del diario deportivo portugués Récord el sábado aconsejando al jugador que se concentre en "jugar fútbol".

Mourinho dijo además en una declaración en el cibersitio del Madrid que era su "deber" acompañar a sus futbolistas internacionales durante el torneo.

"Soy portugués y por lo tanto espero que gane mi selección nacional, pero siempre apoyaré también a mis jugadores", afirmó el técnico, que presenciaba el sábado el partido entre Portugal y Alemania.

En la entrevista con el Canal Plus, Xavi dijo que "hubo problemas entre amigos".

"Mi amistad con Iker (Casillas) data de mucho tiempo atrás y por eso superamos todo", aclaró. El defensor barcelonés "(Carlés) Puyol y el (técnico español Vicente) del Bosque hicieron mucho para ayudar a arreglar la situación. La prensa también tuvo su parte porque creó una tensión ficticia, aunque es cierto que hubo tensión aunque no tanta".

España, campeón mundial, defiende su título europeo.