La gran victoria conseguida por los Heat de Miami en el sexto partido de las semifinales de la Conferencia Este que les permitió seguir en la competición ha generado la tranquilidad de tener la opción de luchar por el triunfo que les asegure el paso a las Finales de la NBA.

Pero nadie dentro del equipo piensa que tienen garantizada la victoria ante los Celtics de Boston sino todo lo contrario, los jugadores de los Heat, encabezados por el alero LeBron James, el gran héroe del sexto partido al conseguir 45 puntos, piensan que les falta lo más difícil.

Los Heat ya comprobaron que los Celtics saben como ganar en el American Airlines Arena de Miami, lo hicieron en el quinto partido, y James dijo que ni era el momento de prometer nada ni mucho menos fiarse del equipo de Boston.

"No adelanto nada", declaró James. "No sé si voy a tener una actuación como la del jueves, lo que sí puedo decir es que no me arrepiento de llegar al séptimo partido".

James es consciente que al concluir el séptimo partido el duelo de la Conferencia Este quedará zanjado y el equipo ganador tendrá que preparar las maletas para viajar hasta Oklahoma City, donde el martes se comenzarán a jugar las Finales de la NBA con el primer partido de la serie al mejor de siete.

"Mi obligación siempre que salgo al campo es darlo todo y a veces consigo los 45 puntos, 15 rebotes, y cinco asistencias del pasado jueves, pero otras no, aunque tal vez puedo a ayudar al equipo mucho más en otro tipo de labor", comentó James. "Al final lo único que nos vale es el triunfo y por eso lucharemos".

Sin embargo, James dijo que lo más importante cuando dé comienzo el partido será la actitud que cada uno presente en el campo.

"Gane, pierda o empate, mi obligación es salir al campo con la actitud que he mantenido toda la temporada, luchar de principio a fin sin hacer ningún tipo de concesiones", destacó James, que tiene promedios de más de 25 puntos por partido en la serie contra los Celtics. "Ya veremos que es lo que sucede".

James recordó como ha sido la serie de reñida y de cambios después que la comenzaron con dos triunfos consecutivos, luego perdieron tres seguidos y sólo su histórica actuación individual en el sexto hizo posible que los Heat estén todavía con vida.

Además de tener la oportunidad de luchar por el título que no pudieron conseguir el año pasado cuando perdieron las Finales de la NBA ante los Mavericks de Dallas en el primer año de competición juntos de James, el escolta Dwyane Wade y el ala-pívot Chris Bosh, que hasta el momento no ha podido ayudar mucho al equipo tras lesionarse en la serie de semifinales contra los Pacers de Indiana.

Mientras que los Celtics, que no tuvieron su mejor temporada, encontraron en los veteranos del "Big Three", formado por el ala-pívot Kevin Garnett, el alero Paul Pierce y el escolta Ray Allen junto con el base Rajon Rondo, al núcleo que los tiene ante lo que será su último intento por estar en las Finales de la NBA.

Pierce reconoció que el equipo tiene carácter y sabe como sobreponerse a las adversidades, lo hizo durante toda la temporada, de ahí que el haber perdido el sexto partido en su campo forma parte de esa realidad, pero también ha demostrado que sabe encontrar siempre la manera de luchar hasta el final.

"Este equipo ha tenido que sobrellevar muchas adversidades durante todo el año, así que esto no tiene nada de nuevo", declaró Pierce. "Nos costó mucho sudor llegar hasta aquí y por lo tanto sabemos que nada es fácil".

Pierce, que intentará que sus puntos sean decisivos como sucedió en el quinto partido cuando anotó el triple decisivo a falta de 58 segundos para finalizarlo, está convencido que tienen opciones de conseguir de nuevo la victoria en el American Airlines de Miami.

"Ganar es duro. Alcanzar la final es duro. Más duro no puede ser, pero a la vez también estoy convencido que estamos preparados para afrontar esa realidad", destacó Pierce. "Lo sucedido en el sexto partido ya forma parte del pasado".

Pero esta vez las estadísticas tampoco están de su lado ya que en las 110 veces anteriores que una serie de la fase final de la NBA llegó al séptimo partido, 88 fueron ganados por el equipo con la ventaja de campo y 22 por el visitante.

"Nunca me fijo en las estadísticas pasadas sólo en las que se dan al final de cada partido y las del séptimo todavía no existen", señaló Pierce.