Alemania y Dinamarca arrancaron con el pie derecho en el grupo más complicado de la Eurocopa al conseguir idénticos triunfos 1-0 sobre Portugal y Holanda, respectivamente.

Mario Gómez anotó de cabeza a los 72 minutos para darle el triunfo a Alemania en Lviv, mientras que Dinamarca se impuso en Jarkov con una diana de Michael Krohn-Delhi a los 24.

Alemania y Dinamarca comparten ahora el liderato del Grupo B con tres puntos. Los germanos enfrentan el miércoles a Holanda y los daneses chocan el mismo día con Portugal.

El campeón europeo España debuta el domingo ante Italia en Gdansk, mientras que Irlanda choca con Croacia en Poznan, al ponerse en marcha en Polonia el Grupo C. La primera fecha se completa el lunes con los encuentros Francia-Inglaterra, en Donetsk, y Ucrania-Suecia, en Kiev.

Este Grupo B es por mucho el más difícil de la Euro y quizás de cualquier torneo internacional en años recientes: los cuatro equipos están ubicados entre los 10 primeros del ranking mundial, encabezados por Alemania (3) y Holanda (4).

Los germanos cumplieron con su papel de favoritos, aunque tuvieron que batallar para vencer al décimo equipo del escalafón mundial, que contó con una buena actuación de su astro Cristiano Ronaldo.

Gómez estaba a punto de ser sustituido por Miroslav Klose cuando saltó para cabecear un centro desviado de Sami Khedira. Portugal tuvo algunas ocasiones para anotar, incluyendo un remate de Nani que se estrelló en el travesaño a los 84, y un remate a quemarropa de Silvestre Varela que fue atajado por el arquero Manuel Neuer a los 89.

Holanda, el otro favorito del sector, sufrió un batacazo al caer en su debut ante un ordenado equipo danés.

Krohn-Delhi aprovechó un balón suelto cerca del área para anotar el tanto de Dinamarca, cuyo arquero Stephan Andersen tuvo un gran partido para mantener su arco invicto.

Además, Holanda falló numerosas ocasiones de gol y sus artilleros Robin van Persie y Arjen Robben se cansaron de rematar desviado.

"Hubo cuatro, cinco, seis jugadores que tuvieron oportunidades", lamentó el técnico de Holanda, Bert van Marwijk.

El triunfo dejó a Dinamarca en una excelente e inesperada posición para avanzar a la siguiente ronda.

"Conocemos a los holandeses, puede ser muy dominantes. Si les tienes miedo, juegan un gran fútbol. Creo que los enfrentamos de la forma correcta", señaló el timonel danés, Morten Olsen.