El príncipe Felipe fue dado de alta del hospital el sábado a tiempo para festejar su cumpleaños.

El esposo de la reina Isabel II agradeció al personal del Hospital Eduardo VII de Londres sus atenciones tras permanecer internado cinco días debido a una infección de vejiga.

Felipe subió al asiento delantero de un Land Rover antes de partir con una escolta policial.

Saludó con la cabeza a los reporteros que le preguntaron a gritos si se sentía mejor.

Felipe cumplirá 91 años el domingo. Su esposa festejó días atrás el Jubileo de Diamante, por sus 60 años en el trono.