El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reveló hoy que evalúan que los ministros no sigan otorgando entrevistas a medios de comunicación privados con fines de lucro al considerar que ello beneficiaría "al bolsillo" de ciertas familias.

En su informe semanal de labores, Correa adelantó que están haciendo una "reflexión" en el Gobierno sobre a qué medios se dan las entrevistas.

"¿Por qué tenemos que ir a dar entrevistas, por qué nuestros ministros tienen que ir a dar entrevistas en Ecuavisa, en Teleamazonas, El Universo, sin son negocios privados?. ¿Acaso con eso no estamos contribuyendo a llenarse el bolsillo de las seis familias que dominan los medios de comunicación a nivel nacional?, preguntó.

El jefe de Estado apuntó que están "pensando seriamente" en sólo conceder entrevistas a los medios de comunicación públicos, comunitarios, sin fines de lucro.

"¿Por qué tenemos que prestarnos a llenar los bolsillos de los mismos de siempre, a mejorar el estado de pérdida y ganancias, las utilidades de estos negocios dedicados a la información?", reiteró.

Se anticipó a quienes dirán que la iniciativa en análisis es un ataque a la libertad de expresión al asegurar no se no se trata de eso sino de un "atentado a los bolsillos de unos cuantos".

Recordó que hace dos semanas instó a la ciudadanía a no comprar la "prensa corrupta" como un mecanismo para contribuir con su gubernamental proyecto político llamado "Revolución Ciudadana" y reflexionó que ofrecer entrevista a los medios que enfila en ese calificativo los puede convertir en "cómplices de esa prensa corrupta".

"Alguien me puede explicar éticamente ¿por qué tenemos que hacer eso?, ¿por qué tenemos que contribuir desde el sector público (al otorgar las entrevistas) a negocios privados con fines de lucro?", se preguntó.

Se adelantó a quienes responderán afirmando que debido a que son medios que proveen información: "Perfecto -dijo- cuando provean información sin llenarse los bolsillos nos avisan y encantados vamos a dar entrevistas, pero mientras tanto estamos contribuyendo al 'business' (negocio)".

"Recuerden que con el poder ciudadano, coordinado, unido, podemos liberarnos de la explotación de los medios de comunicación", apuntó el jefe de Estado al subrayar que libertad de expresión "no es el privilegio de unos cuantos negocios para hacer billete".

La libertad de expresión es un derecho de todos, dijo al comentar que hay que desarrollar más medios comunitarios, públicos, sin fines de lucro, de las universidades, de las funciones del Estado.

Desde el inicio de su Gobierno en 2007, Correa mantiene un pulso con algunos medios de comunicación al considerar que manipulan la información y representan los intereses de pequeños grupos poderosos, en detrimento de la mayor parte de la sociedad.

El pasado 11 de marzo, la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep) exigió al Gobierno acabar con lo que denominó "campaña" contra los medios privados y dar un "giro" en su gestión para atacar a los principales problemas que afronta el país.

En un espacio publicado en la mayoría de diarios y bajo el título "Urge separar la paja del trigo", la Aedep señaló entonces a la delincuencia, el narcotráfico, las inundaciones, la pobreza y el desempleo, entre otros, como los principales desafíos del país.

Para esta Asociación, "hay guerras estériles y el Gobierno debería poner fin a la que declaró, por motivos que solo él conoce, contra los medios de comunicación que no controla", rezaba la publicación suscrita por 21 diarios y tres revistas.

"Hay momentos en que, por la trascendencia de lo que está en juego, debemos saber separar la paja del trigo", agregó el texto del gremio de prensa, tras advertir que algunos problemas que agobian al país "son hoy más profundos".