El ministro británico de Economía, George Osborne, cree que la eurozona afronta "el momento de la verdad" y le pidió medidas contundentes, después de dos años de crisis, en respuesta a la actual "incertidumbre".

En un artículo que será publicado mañana en el periódico "Sunday Telegraph", escrito antes del anuncio este sábado de la ayuda a la banca española, Osborne insistió en que la economía británica es muy dependiente de la crisis en la zona euro.

"Las lecciones de los últimos dos años son que tratar el último síntoma no supone una cura", y la realidad es que la recuperación de la economía británica se ve afectada por "la crisis a nuestras puertas", apuntó el canciller del Exchequer.

Osborne indicó, como han hecho varios responsables del Gobierno británico en los últimos meses, que "la resolución de la crisis en la eurozona es lo que más ayudaría a dar un impulso a nuestra economía".

Ante la cercanía de las elecciones en Grecia, Osborne apuntó que la eurozona afronta "el momento de la verdad", después de "más de dos años de incertidumbre, inestabilidad y crecimiento lento".

"Las decisiones que se tomen en los próximos dos meses pueden determinar el futuro económico de todo el continente europeo para la próxima década y más allá", apuntó el ministro británico en su artículo en el "Sunday Telegraph".