El Gobierno esperará a conocer esta tarde la opinión de los socios de la zona del euro para tomar decisiones sobre la recapitalización de la banca, tras conocer el informe del FMI, que ha detectado unas necesidades en el sector de entre 40.000 y 60.000 millones.

Fuentes del Ejecutivo han asegurado a Efe que no ha sido España quien ha solicitado que se celebre hoy la teleconferencia de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, convocada por la presidencia del Eurogrupo, y han insistido en que el Gobierno quiere conocer el análisis del resto de países antes de actuar.

Los gabinetes de la Moncloa y del Ministerio de Economía están estudiando de forma conjunta el informe del FMI y, tras la reunión del Eurogrupo y según evolucionen los acontecimientos, no se descarta que un miembro del Gobierno comparezca para explicar la situación.

El análisis del FMI sobre las necesidades de capitalización de los bancos en España, que en principio no se esperaba hasta el lunes, indica que las entidades más débiles necesitarían al menos 40.000 millones de euros, aunque podría elevarse a 60.000 millones si la situación empeora.

Pero, según subrayan desde Moncloa, también estima que el sector es "fundamentalmente sólido", que sólo tiene problemas un 30 % del mismo y que el Gobierno y el Banco de España ya están actuando para paliar sus debilidades.

Destacan también las fuentes los elogios del FMI al "ejercicio de transparencia" realizado en España, que ha contratado a auditoras externas para evaluar sus bancos.

El Fondo considera necesario que se determine con claridad una estrategia para crear un mecanismo de apoyo creíble para las deficiencias de capital detectadas y es en ese punto en el que se encuentra el Gobierno en estos momentos.

Las fuentes consultadas no quieren adelantar acontecimientos, aunque la difusión del informe del FMI los ha precipitado, e instan a esperar a los resultados de la teleconferencia que mantendrán los miembros del Eurogrupo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, aseguró ayer tras la reunión del Consejo de Ministros que no había una decisión tomada para recapitalizar los bancos y abogó por "respetar el procedimiento y esperar a conocer la cifra que den los valoradores" contratados, que tenían el 21 de junio como fecha límite para remitir al Ejecutivo sus primeras evaluaciones.